lunes, 20 de enero de 2014

LOS CELOS

¡Qué mal se pasa por culpa de este mal consejero “los celos”!! Y en realidad hay que ponerse en su lugar, si tú lo tienes todo, ropa, trabajo, atención, regalos, cariño, piropos y de repente todo eso te lo quita tu amiga ¡!0ggg!!! Le caen “piropos” hasta que le estallan los oídos ¿verdad? Y querrías hacerla desaparecer jaja eso nosotros adultos con uso de razón.
Pues inimaginable tiene que ser lo que se le puede pasar a un pequeñajo por la cabeza cuando los regalos, piropos, atenciones, besos,… van para el nuevo de la casa.
Noa lo ha pasado regular, ya con el embarazo la idea de que no pudiera cogerla tanto en brazos no le gustaba mucho pero ella estaba muy contenta con su hermanito dentro de la barriga, le cantaba, le hablaba, acariciaba,…
 
 
Pero ya cuando le vio la cara la cosa cambio ¡Y eso que su hermanito le traía un regalo de bienvenida desde la barriguita!!! Jaja.  Lo miro, lo toco, pero ella quería que su mamá la cogiera a ella. Con las visitas, los regalos y los piropos lo pasaba fatal, intentaba llamar la atención por todos los medios, el último recurso LLORAR.
 
 
 
La verdad es que cuando ya son dos niños la cosa cambia bastante, el primer mes es un ESTRÉS, si con mayúsculas y todas las letras ESTRÉS jaj.  Entre el chico que no coge el pecho y que llora, la niña que llora por los cambios, que quiere su normalidad, todo lo que tenía antes y ahora tiene que compartir y la madre que tiene las hormonas revolucionadas y la sensibilidad a flor de piel, la casa se convierte en un CAOS. Menos mal que está el papel del Padre para darnos todo el cariño, apoyo y cuidados que necesitamos en esos momentos. Y el de los abuelos y las titas para distraer y pasear a la mayor.
Se pasa bastante mal, menos mal que ese estrés va pasando poco a poco aunque los celos siguen ahí. Noa quiere mucho a su hermanito, quiere jugar con él, darle de comer, cogerlo, … pero eso no quita que cuando le entra la rabiña se tire encima de él, le tire de las pestañas, se le escape la mano, le llame tonto, … hasta quiera devolverlo a la barriga otra vez jaj.
En fin cosas de niños, los primeros tienen que llevar la carga de los celos de los hermanos y los segundos nunca sabrán que es ser los únicos.
Y a vosotros os ha ido igual que a mí o tenéis otras experiencias?
 
Muchos besitos

1 comentario:

  1. Hola, vengo de Mimami chic, te sigo
    http://lauclads.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar